El centro de arqueología de una institución educativa adventista participará de manera directa en la construcción de un museo de última generación planificado durante mucho tiempo en un pueblo antiguo de importancia bíblica. Douglas Clark, director del Centro de Arqueología del Cercano Oriente en La Universidad La Sierra, una institución educativa adventista de Riverside, California, Estados Unidos, firmó hace poco la aceptación de una asignación que iniciará el proyecto en el pueblo jordano de Madaba.

Clark estará al frente de un equipo multinacional de arqueólogos y funcionarios de antigüedades de los Estados Unidos, Italia y Jordania para preservar aún más el rico pasado cultural de Jordania con la creación del Museo Arqueológico Regional de Madaba y el Parque Arqueológico Oeste de Madaba.

El museo exhibirá los monumentos de la región que datan de todas las épocas, en especial, de los períodos romanos y otomanos de entre los siglos II y XIX. El museo también albergará exhibiciones de numerosas excavaciones en la región, lo que incluye las que coordinó La Sierra. Al menos trece lugares de excavaciones donde los arqueólogos han trabajado por décadas han desenterrado decenas de miles de artefactos y restos de hasta la Edad de Hierro. Esos artefactos han sido almacenados en un museo ya vetusto que está alejado del centro del pueblo.

La subvención de 117.232 dólares proviene del Proyecto de Herencia Cultural Sustentable mediante la Participación de las Comunidades Locales (SCHEP), un programa de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID). La subvención del SCHEP cubrirá los costos de las actividades que se llevan a cabo desde enero de 2017 hasta marzo de 2018, lo que incluye despejar y limpiar una serie de casas otomanas, quitar árboles y follaje del sitio del museo, crear y mantener una base de datos de las colecciones, diseñar un sitio web y un logotipo, contratar y capacitar al personal y finalizar los planes arquitectónicos.

“Las casas otomanas formarán la planta baja del nuevo museo, que será construido sobre columnas por encima de estos restos”, dijo Clark. “El piso superior albergará restos de períodos más tempranos en la región de Madaba”. Estos incluirán algunos artefactos de la excavación estacional de La Sierra en ‘Umayri el verano pasado, que fue dirigida por Clark.

El nuevo proyecto del museo también representa una oportunidad para que los estudiantes y los graduados recientes de La Sierra puedan completar en mayo próximo la limpieza de las casas otomanas y preparen el sitio para los restauradores y arquitectos profesionales.

Clark y su equipo conocen bien la zona. Clark, que posee un título en Biblia Hebrea y Antiguo Testamento de la Universidad Vanderbilt, ha participado en excavaciones arqueológicas en Jordania desde 1973, cuando comenzó como voluntario en Tell Hesbón. En 1984, se unió al arqueólogo Larry Geraty de La Sierra en Tell al-‘Umayri.

A lo largo de los años, Clark se ha reunido varias veces con arqueólogos, artistas y estudiosos, entre ellos, con representantes del Departamento de Arqueología y del Ministerio de Turismo de Jordania, para debatir maneras de preservar mejor la extensiva historia y rica herencia cultural del país.

La región de Madaba es rica en historia bíblica. “Madaba se menciona numerosas veces en el Antiguo Testamento, a partir de la entrada de Israel a la región después del Éxodo”, dijo Clark. “En ocasiones, aparece como parte del territorio moabita; en otras, como amonita”.

Clark explicó que era una rica zona agraria, y que, a lo largo de los siglos, muchos quisieron establecerse allí. “Todos querían un trozo de este pastel de riquezas económicas”, dijo. Explicó asimismo que la ciudad suele ser mencionada en conjunción con Hesbón, y que aparece varias veces en la historia y en los libros proféticos de Antiguo Testamento.

Clark dijo que la arqueología bíblica contribuye a recrear los tiempos y la cultura bíblicos. “[La arqueología bíblica] nos ayuda en nuestra lectura de la Biblia”, dijo. “También nos brinda un componente fundamental de estudio de la Biblia, si queremos comprender y apreciar la Biblia dentro de su contexto”.