Un grupo de especialistas en producción de medios de los centros de medios adventistas de toda la División Interamericana (DIA) se dio cita esta semana para un taller de cinematografía organizado por el Canal Hope Interamérica.

El evento de tres días buscó involucrar a los profesionales para que refinan sus habilidades, se dediquen a la creación de cortos documentales, establezcan relaciones como miembros de un mismo equipo, y se comprometan a compartir la esperanza en Cristo en cada mensaje que creen y compartan para los millones de televidentes que viven en el territorio.

“Todos somos parte de esta gran División Interamericana que ha invertido en esta iniciativa del Canal Hope Interamérica para alcanzar a más personas”, dijo Abel Márquez, director de comunicación de la Iglesia Adventista en Interamérica y responsable del Canal Hope Interamérica. “Ustedes serán una herramienta importante que nos ayudará a construir puentes de esperanza para transformar vidas”.

Márquez dijo que el Taller de Cinematografía de Interamérica, que es el primero de su clase en el territorio, es parte de una estrategia más abarcadora que busca promover la innovación, la creatividad, la información, la colaboración y la integración para proclamar el mensaje de esperanza. “Nuestro principal objetivo es llegar a producir más programas como una red de profesionales para fortalecer la misión de la iglesia”.

Fue importante reunir a profesionales claves que trabajan directamente con producciones de medios, dado que se necesita tener listos nuevos programas para los tres canales del Canal Hope Interamérica en inglés, francés y español, explicó Márquez. El director de comunicación dijo que se invitó al taller a profesionales que representan los tres idiomas y provienen de diversos centros de medio, pero que solo llegaron unos catorce, principalmente del territorio hispanohablante de Interamérica.

En el presente, alrededor del 32 por ciento de los programas transmitidos por Esperanza TV Interamérica es producido mayormente por el centro de medios de la Universidad de Montemorelos, y el objetivo es trabajar en colaboración para llegar al 90 por ciento, añadió Márquez. Los canales en inglés y francés también necesitan contar con nueva programación, expresó.

“Queremos que los que vinieron al taller lleguen a ser expertos cinematográficos claves en el territorio de sus uniones, que representen a nuestra canal, produzcan anuncios y breves documentales de televisión, e involucren a los colegas y profesionales para que lleguen a ser parte del proyecto”, dijo Márquez.

Kandus Thorp, directora de desarrollo internacional de Hope Channel Inc., que estuvo al frente de un taller similar el año pasado en Sudáfrica para profesionales del área en esa división de la iglesia mundial, animó a los asistentes para que vivan en esperanza y con la fortaleza y el valor que esta brinda, se esfuercen por alcanzar la excelencia en cada mensaje compartido, y se aseguren de que las verdades de la Biblia estén siempre presentes en cada producción llevada a cabo.

“El Canal Hope es un puente que la iglesia está usando, y es fundamental que nos enfoquemos claramente en la presentación de las verdades bíblicas, porque esa es la razón de nuestra existencia”, dijo Thorp. “Tenemos un mensaje que ninguna otra red cristiana de televisión tiene, que nos lleva a presentar las verdades bíblicas de la justificación por la fe, el santuario y el juicio, el descanso sabático, los dones espirituales, la muerte, la segunda venida de Cristo y la verdad sobre el milenio”.

Los especialistas de producción de medios participaron de seminarios a cargo de los profesores de la Universidad de Montemorelos Jorge Díaz y Lizbeth Elejalde, aprendiendo sobre los elementos que se necesitan para producir documentales breves, narrar historias, además de la diferencia entre producción televisiva y cinematográfica y cómo presupuestar una producción de bajos costos, entre otros temas.

El grupo se dividió en equipos para producir doce cortos sobre temas relacionados con las promesas de la Biblia, el descanso, la fidelidad, el cuidado de la tierra y las elecciones saludables, que estarán disponibles para puestos al aire por el Canal Hope Interamérica y para la iglesia mundial.

“Hoy, existe una convergencia de los dos medios, el televisivo y el cinematográfico, que la lleva al mismo resultado”, dijo Jorge Díaz, profesor y productor audiovisual de la Universidad de Montemorelos.

Díaz motivó a los equipos para que produzcan series de televisión con un lenguaje cinematográfico.

“Ustedes pueden contar historias con un propósito, usando maneras creativas para mostrar la clase de contenido que puedan elevar el mensaje de la iglesia, el mensaje de salvación”, añadió. “Siempre tengan presente que es responsabilidad de ustedes presentar un claro mensaje que señale a Cristo y sus promesas”.

Lizbeth Elejaldo, que enseña producción televisiva en la Universidad de Montemorelos y que también coordina el cronograma de programación del Canal Hope Interamérica, recordó a los equipos que se dediquen a compartir la esperanza y a ayudar a que las personas vean por medio de sus producciones que ellas también pueden hallar la paz.

“Pueden mostrar a sus líderes y a las demás personas que este es un medio que puede ser bien utilizado para llegar a la gente que tiene muchas necesidades, mientras esas personas cumplen las actividades del día”, dijo Elejalde. “El estándar ahora ha sido colocado más alto, y esto ya ha aguzado sus habilidades durante estos tres días”.

Para Diego García, que trabaja para el centro de medios de la región Colombiana del Norte, el taller le brindó una perspectiva más amplia de la visión del Canal Hope Interamérica, lo desafío a profundizar en la tarea de crear producciones más específicas. Además de las numerosas producciones que supervisa, la coordinación de eventos, su labor como administrador de sitio web y gerente de medios sociales, García quiere participar en la creación de más cortos que lleguen a las necesidades de la gente.

“Me voy de aquí con un plan de organizar mejor la semana, para que la mayor parte de la semana mis colegas y yo podamos trabajar en las producciones y tareas de lunes a jueves, y dedicar los viernes para aprender nuevas tecnologías y para el pensamiento y la planificación creativos”, dijo García.

Para Mari Santibañez, que trabaja en el centro de medios de la Unión Mexicana Interoceánica escribiendo guiones y coordinando producciones, el taller abrió más posibilidades para proyectos de colaboración y para la preparación de presupuestos de producción más precisos. Santibañez quiere repetir el taller en su territorio para capacitar a voluntarios que colaboren con producciones y cortos cinematográficos que puedan ser usados por el Canal Hope Interamérica.

Al regresar a sus países, los asistentes al taller se apuntaron para ser parte de un proyecto de documental que destacará el impacto en la comunidad por parte de los miembros de iglesia de Interamérica. Cada uno trabajará en una serie de trece episodios para el Canal Hope Interamérica y, a partir de ese proyecto, se editará un filme de treinta minutos que también será puesto al aire, explicó Márquez.

“Esto se relaciona con la misión de trabajar juntos en el ministerio del Canal Hope Interamérica para alcanzar a los millones de personas de nuestro territorio y del mundo que necesitan esperanza, y que verán sus vidas transformadas en Cristo gracias a nuestro mensaje”, dijo Márquez.

Si desea saber más sobre el Canal Hope Interamérica, visite hopetv.org

Traducción de Marcos Paseggi